22 C
Cajamarca
22 C
Cajamarca
jueves, enero 27, 2022

08 de Abril – Día del Economista

Debes leer

REDACCIÓN: Christian Chávez 

El economista o varias veces clasificado como investigador metódico o estadista intelectual; desempeña uno de los roles más cruciales y estratégicos para el desarrollo de organizaciones. Puesto que los conocimientos que adquiere en la vida universitaria y la suma de experiencia en el análisis de fenómenos socioeconómicos; lo convierte en un profesional altamente competitivo con capacidad de comprender las relaciones de inversión sobre la circulación de la cadena productiva a nivel micro y macroeconómico, logrando identificar y visionar oportunidades empresariales a través de la ejecución de proyectos de inversión en diversos sectores productivos; con el fin de generar valor agregado en los bienes y servicios ofertados, la creación de fuentes de trabajo que permitan mejorar la calidad de vida del ser humano dentro de un contexto competitivo y globalizado.

También se destaca su conducta responsable, su opinión reservada y su temple de acero para tomar decisiones; ya que aguarda con puntería milimétrica la ejecución de políticas fiscales y monetarias que se convertirán en posteriores leyes que regirán en el beneficio de la sociedad y de las empresas. Y de existir omisiones en algún diseño de los programas planteados; los resultados pueden ser catastróficos y perjudiciales para todos los habitantes de un país pudiendo generar caos y más pobreza.

Es por tal motivo la importancia de esta profesión al servicio de su sociedad; que inició desde tiempos remotos cuando la economía era parte de la percepción del comercio. Para clarificar este argumento, un buen ejemplo son los caxamarcas que antes de partir a su peregrinaje comercial; analizan previamente sus pertenencias y en consenso les asignan un valor económico para luego intercambiarlo en el mercado de los huamachucos. Para otras sociedades la invención de un medio de pago evolucionaría la interacción en los mercados e incluso la práctica desregularizada de esta actividad generaría en consecuencia desigualdades en la captación de riqueza por parte de los comerciantes. El desarrollo estratégico de puertos y ciudades capitales como fenómeno comercial llevaría al pensamiento de A. Smith a conceptualizar las bases del libre mercado; posterior a él, cada nuevo fenómeno socioeconómico orientaría a una nueva teoría económica que modificaría en cada oportunidad la trayectoria del mundo como: La creación de divisas, la aparición de los montagnards y marais en la Asamblea Constituyente de Francia, lo conceptos del valor de la producción por K. Marx; The Crac 1929, la segunda guerra mundial, la deuda soberana de la zona EURO 2008, la crisis por los commodities del 2018 USA; etc. Poniendo al futuro en una incertidumbre y con una nueva teoría económica preparada para cambiar nuevamente al mundo.

A este concepto descrito a lo que se dedica los economistas, un punto de vista más sencillo es comparar a esta profesión con un coach de fútbol; ya que tienen muchas similitudes, ambos gestionan la ficha de jugadores (modelo e instrumentos que los que se va a jugar), diseña estrategias, conoce la cancha, dirige los entrenamientos, analiza el partido para hacer los cambios y el resultado lo reporta a los dueños del club y a los hinchas (sería el país). Es así la vida del economista muy intensa pero con una recompensa mayor porque el resultado es la estabilidad y el bienestar del país y de muchas generaciones.

Por tal motivo que cada 08 de Abril desde el año 1965 se celebra «Ley del Economista en el Perú» promulgada por ex presidente Fernando Belaunde Terry y hago extenso los saludos y felicitaciones a todos los colegas economistas; en especial a los miembros del Colegio de Economistas de Cajamarca y aprovechó en dedicar esta columna en agradecimiento a un profesional que estimo desde los claustros universitarios; al Dr. Víctor Rodriguez L. Que más allá de ser un buen maestro, siempre nos extendió su amistad y nos inculcó valores que se quedarán encarnados en cada uno de los alumnos que atendió. Por eso con todo respeto y aprecio ¡Hasta siempre buen maestro!.

El Mercurio, Abril 2021.

Más artículos

- PUBLICIDAD -

Últimos artículos