BRYAN PINTADO SÁNCHEZ Y SU LUCHA POR LA JUSTICIA

Jack Bryan Pintado Sánchez (22 años), falleció el sábado 14 de noviembre en Lima, durante la segunda marcha nacional (contra el régimen de Manuel Merino), víctima de once proyectiles en el rostro, cráneo, brazo y tórax.

Bryan Pintado vivía con su padre, Óscar Pintado, y su abuela, Moraiba Sandoval. Ambos tenían desconocimiento de que el joven había salido a protestar y no fue hasta en las noticias, que se enteraron de la muerte de Bryan como primera víctima mortal a causa de los perdigones por parte de la policía.

Jimmy Sotomayor, abogado de la familia Pintado, cuenta que no los dejaban ingresar a la Morgue desde las 2:00 a.m., hasta las 3:30 a.m., la denuncia que estarían realizando, llegará hasta los altos mandos de la PNP que dirigieron el operativo. Además de ello vienen exigiendo que el ministro del Interior, Gastón Rodríguez responda, puesto que la policía está entrenada para no causar estos accidentes.

En los resultados de la necropsia Bryan habría recibido hasta DIEZ impactos de proyectiles de plomo y no de goma (como la policía dijo que usaría). Los impactos estarían distribuidos en el cráneo, la cara, cuello y brazo de Jack Bryan, quien llegó al hospital Guillermo Almenara ya muerto.

“La policía dice que no fueron armas letales. Un arma no letal no le quita la vida a un joven de 22 años, con once impactos en el rostro. No estamos hablando de un accidente, hablamos de un homicidio calificado”.

Jimmy Sotomayor

Abogado de la familia Pintado

Bryan había empezado a estudiar Derecho en 2015 en la Universidad César Vallejo, pero abandonó la carrera por problemas económicos, da la casualidad que el fundador de esta universidad es César Acuña, líder de Alianza Para el Progreso (APP), del cual 20 congresistas estuvieron a favor de la vacancia por la que Bryan protestaba; y aunque luego inició con sus estudios en la carrera de Administración de Empresas, su lucha por la justicia y el amor a nuestro país vivirán intactos en la memoria de todos los peruanos.

Hasta el momento las movilizaciones han dejado más de doscientos heridos, dos muertos, un joven en UCI y quedan dos desaparecidos, un hecho histórico que da muestra de la crueldad del Congreso y de la lucha por la justicia de todo el pueblo. Aún queda mucho por pedir y conseguir.

SIGUENOS EN

8,168FansMe gusta
5SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -